Llegó la hora de recordar que eres mucho más que un cuerpo

Por Luis Montoya Birrueta

Estamos tan acostumbrados a creer que somos aquella imagen que vemos en el espejo; a percibir la vida con nuestros cinco sentidos y dar como válido solamente aquello que nos informan; a creer que somos solo un cuerpo compuesto de huesos, piel, sangre, circuitos arteriales, venosos, músculos, tendones, órganos, etc.

Pero vayamos un poco más allá. Todos(as) disponemos de una increíble herramienta llamada mente, la cual no sabemos utilizar en la mayoría de los casos, y en lugar de ello, es la propia mente la que nos utiliza a nosotros.

No sabemos en dónde está, cómo funciona, para qué sirve, ya que detrás de la ocultación de este conocimiento, hay un gran poder creador que no interesa que sepamos usar conscientemente, y que no suelen enseñarnos a usar.

¿Te imaginas porqué? Porque habría por las calles de todo el mundo personas que sabrían utilizar en consciencia ese gran poder de creación, y ser, hacer, y tener, absolutamente todo lo que quisieran experimentar en su vida.

La mente es un componente más de nuestro ser, y dicho sea de paso, de ahí que decimos que somos seres humanos, ya que estamos siendo humanos; estamos teniendo una experiencia de vida como humanos.

Pero este elemento, mente, no se ve tal cual veríamos una mano, pie, o algún otro miembro; no obstante, sus efectos en nuestra vida los podemos sentir. Por ejemplo, si usas a tu mente para pensar en situaciones preocupantes, angustiantes, terroríficas, tristes, dolorosas, el resultado es que te sentirás de esa misma forma, es decir, preocupado(a), con angustia, sin poder dormir, triste, abatido(a), etc.

Por el contrario, si usas a tu mente para pensar en experiencias tremendamente agradables, felices, con ilusión, pasión, de esta forma te sentirás.

Por favor date cuenta que he dicho, “si usas a tu mente para pensar”, lo cual indica que es tu mente la que está pensando, y serás tú quién le diga lo que deba pensar, en qué momento, y durante cuánto tiempo.

Si llegas a ese punto de indicación y obediencia por parte de tu mente, entonces habrás tomado el control sobre ella; se habrá puesto a tu servicio, y entonces podrás sentirte y crear lo que tú decidas en tu vida, más no lo que tu mente te indique que debería o tendría que ser.

 Hasta este momento, he dicho que eres quien decidirá la forma en que se moverá tu cuerpo, así como las indicaciones a tu mente para que funcione como decidas.

Pero, ¿quién eres tú?, ¿quién es ese ser que está detrás de tu cuerpo y de tu mente? Recuerda que ya no eres solamente aquello que ven tus ojos en el espejo.

 Ese “tú eres”, es una gran pregunta pero que tiene una respuesta corta. Eres una parte del Universo Absoluto que se experimenta a sí mismo, y a la vez eres ese Absoluto. Eres energía infinita que ha decidido tener una experiencia humana usando tu cuerpo, así como tu mente para poder llevarla a cabo. Eres uno(a) con el todo, y el todo es uno(a) contigo.

Eres una divinidad manifestada en un cuerpo humano. Eres una fuente inagotable de energía y poder. Eres infinito(a). Eres el resultado perfecto de la expresión del Universo en sí mismo.

Todo esto y mucho más, eres. Y lo serás en consciencia cuando no haya nada ni nadie que te diga lo contrario.

Sólo recuérdalo.

Gracias por estar ahí.
Te amo.

 Luis Montoya Birrueta
“Q-La Vida”

 

Comments

comments

Acerca de Luis Montoya Birrueta

Luis Montoya Birrueta
Q-La vida! Después de algunos años de experimentar un verdadero infierno, totalmente desesperado y habiendo agotado las posibles soluciones que tenía a mi alcance, así como la gente que intentaba ayudarme, pedía ayuda intensamente desde mi soledad a quien me escuchara. Mis plegarias fueron atendidas y se manifestó el auxilio por medio de Seres que están en otras frecuencias vibratorias, entre ellos el maestro Jesús. Es un honor para mí ser un instrumento y poder compartir contigo los mensajes que he recibido. Gracias por estar ahí. Luis es terapeuta, escritor y pensador. Para contactarlo visita su página en facebook o escríbele a su correo: luismbirrueta@hotmail.com