Las Creencias (Reflexiones)

Por Omar Paladini

 

Creer y Pensar: Entre creer y pensar hay una gran diferencia. Es muy distinto pensar en las cosas a contar con ellas. El filósofo español, Ortega y Gasset, decía que las ideas se tienen, y que, en la creencia, se está. Las creencias son el continente de nuestra vida, no tienen el carácter de contenidos particulares dentro de esta, no son ideas que tenemos, que podían muy bien no habérsenos ocurrido.

Las creencias no son ideas que tenemos sino ideas que somos.

En la creencia se está, y la idea se tiene y se sostiene.

Pero, la creencia es quien nos tiene y sostiene a nosotros, y, precisamente, porque son creencias radicales se confunden con la realidad misma.

 

Las Creencias Como Formas Activas: El ser humano modifica al mundo a partir de sus creencias; en ellas se apoya para interpretarlo y desde ellas dota al mundo y a la vida de sentido y significación.

Forjamos una imagen del mundo y de nosotros mismos, y operamos entonces en lo que creemos que es la realidad. Cuanto más desfasadas e ingenuas sean nuestras creencias, más sujeta al accidente estará nuestra vida, desperdiciaremos nuestra energía vital, y la frustración, el desencanto, y la amargura nos invadirán.

Por lo contrario, cuanto más criterio de realidad tengamos, más predecibles nos serán los acontecimientos y con más facilidad podremos operar sobre ellos.

Las creencias son el trasfondo de nuestra vida, y por eso son de cuidado. Hay creencias que iluminan al mundo y otras, lo oscurecen.

Omar Paladini

Comments

comments

Acerca de Omar Paladini

Omar Paladini

“… Omar Paladini (Villa Amelia, Santa Fe, Argentina, 20 de Junio de 1956) es actualmente un operario rural de profesión, que vive y trabaja en el pueblo en que nació, y desde su temprana juventud y fruto de una gran crisis existencial, inició un proceso de búsqueda de respuestas a ese sin sentido que registraba en su vida.
https://omarpal.blogspot.mx

En esos momentos de confusión interna se fue guiando a través de lecturas, primero de reconocidos maestros espirituales como Jiddu Krishnamurti, Helena Blavatski, Piotr D. Ouspenski y George Gurdjieff.

Ya con veintisiete años, en el año 1983, entró en contacto y a participar en La Comunidad (para el desarrollo humano) en la ciudad de Rosario, Argentina, institución que forma parte del Movimiento Humanista, fundado por el escritor y pensador Silo, seudónimo de Mario Luis Rodríguez Cobos (Mendoza, 6 de enero de 1938- Mendoza, 16 de septiembre de 2010).

En La Comunidad (para el desarrollo humano) entró en contacto con la psicología humanista a través de talleres y encuentros de estudio y reflexión. Estos primeros trabajos internos fueron de gran utilidad para llevar adelante un proceso de integración de contenidos internos, y para estudios y trabajos internos posteriores.

Participó a su vez colaborando en diversas actividades de organismos derivados del Movimiento Humanista, como por ejemplo el Partido Humanista de Argentina fundado en el año 1984 del cual fue uno, entre muchos, de los primeros afiliados en su inicio. Su participación fue básicamente en las ciudades de Rosario, y en la ciudad de Buenos Aires.

En el año 2001 cursó primer año en la facultad de psicología de la universidad nacional de la ciudad de Rosario, Argentina.

Cursar primer año en psicología le permitió ampliar conocimientos y clarificar temas en filosofía, en los desarrollos psicológicos contemporáneos, y en epistemología que, en este último caso, era orientada en la linea de la Teoría Crítica representada por Max Horkheimer, Theodor Adorno, Jurgen Habermas, Herbert Marcuse y Walter Benjamin.

Desde el año 2003 hasta la actualidad, empezó a escribir textos que le eran útiles como forma de ir sintetizando lo comprendido, y los empezó a publicar en su blog y a compartir en redes sociales. De esa interacción virtual surgieron charlas que derivaron en textos escritos en conjunto con amigos, en forma de diálogos en la mayoría de los casos.

La premisa y el sentido de escribir sus reflexiones y compartirlas en redes sociales lo expresó en su blog con estas palabras: “El Para Qué de este ámbito es que sea un lugar de reflexión con la fe puesta en que al menos algo de lo expuesto aquí nos sea de utilidad , y lo que reflexionemos tenga una dirección trascendente…”. Y ahora, también, lo comparte en el sitio iosoi.la

Deja un comentario