La Vida es ¡relaciones! *

Aprendamos a relacionarnos desde el corazón
Compartido y recomendado por Itzel Carranza

 

“En una relación, cuando las imágenes mentales se colocan en primer plano, la persona retrocede al fondo”
Sri Bhagavan

¿Y qué quiere decir Bhagavan con esto?

La mente crea el ego. El ego me hace sentir que yo existo como persona, y al sentir eso, entra en mí el miedo. ¿Por qué? Porque me creo separada de Dios.

¿Y luego? El ego o el existir es igual a miedo. Esto sucede en mi mente. Y para aquietar esa sensación de miedo el ego necesita absoluto control. Si controla, no se siente amenazado y no siente el miedo.

Cuando salgo al frío y mi cuerpo lo siente… con eso ya debería ser suficiente, ¿no? Mi cuerpo está sintiendo el frío, lo está experimentando. Pero para la mente, todo lo que hay en el exterior es una amenaza. ¿Por qué? Porque no lo puede controlar.

Y la manera de controlar todo es produciendo un pensamiento: “¡Uf, qué frío hace!” pensamos. Al tener un juicio sobre lo que hay afuera lo interiorizo, lo hago “mío”.

El ego “piensa que ya tiene esa amenaza bajo control porque eso que antes estaba siendo una amenaza externa, al interiorizarla, la hace suya y eso le da tranquilidad pensando, ¡Ah!, ya está dentro de mí, ya la puedo controlar”.

Es por eso que la mente nunca calla. Tiene una enorme tarea frente a ella: Controlar todo lo externo para no sentir el miedo.

Por eso es que vemos a una persona, y en lugar de solo experimentarla, la etiquetamos. Nuestra mente se pone a crear imágenes de ella: “Mira que alto y guapo”; “Rolando es siempre impuntual”.

No importa si el pensamiento es “negativo” o “positivo”; es siempre una clasificación, un juicio.

No hay un momento en que no estemos clasificando. Y lo hacemos siempre desde nuestra propia percepción que tiene que ver con nuestras propias experiencias. Así que NUNCA, escúchame, NUNCA, nos estamos realmente relacionando con nadie.

Siempre nos estamos relacionando con la percepción que tengo de la otra persona.

¿Y qué hacer con todo esto?

NADA. Solo crea un nuevo personaje dentro de ti, el que OBSERVA.

EL OBSERVADOR…

El que observa cómo tu mente está clasificando. Observa todo el tiempo. Observa cómo te levantas en la mañana, y, mira a tu personaje cómo esta vez se levantó muy energético, y está pensando en todo lo que va a hacer. Observa a este personaje que está sintiendo de repente el rechazo. Solo obsérvalo.

En el observar te vas a detener por un momento y, ENTONCES, observas lo que ese pensamiento está causando en tu cuerpo. Observa cómo tu cuerpo se tensa, o entra en él la ansiedad.

Observa dónde está la ansiedad en tu cuerpo o lo que sea que haya. Observa qué parte se tensa, dónde se siente el dolor, dónde está la inquietud, la tristeza. Quédate ahí, en esa ansiedad. Solo quédate y permítete experimentarla.

Ese es nuestro trabajo… observar, ir a tu cuerpo para ver lo que el pensamiento produce en él, y quedarte con aquello que te hace sentir… y experimentarlo (solo para guerreros).

Les deseo de corazón que tengan la pasión para llevarlo a cabo.

¡OJALÁ Y ELIGAS SER GUERRERO!

Compartido por Itzel Carranza

Comments

comments

Acerca de Itzel Carranza

Itzel Carranza
Itzel Carranza es Nutrióloga certificada especializada en Obesidad y también es una Advanced Oneness Trainer. Desde hace muchos años combina la ciencia de la nutrición con la espiritualidad, dando excelentes resultados en las personas. Este es su correo para pedir citas nutriologa@itzelcarranza.com y su sitio: http://www.itzelcarranza.com