In Lak’esh

Por Ana de la Macorra

Estallan los cristales-vidrios. Espejos diminutos todos, reflejando pequeñas realidades, situaciones embarrotadas de ideas, ansiando una verdad.
 Todos picos, todos filosos, hieren la piel que cubre el alma en son de protección. Eso creen los cristales. Eso fabrican desde su aparente diferencia, desde posiciones todas, dirigidas a todo lugar… Desde su tamaño, chiquitito, desde su reflexión, chiquitita, defienden lo que en sí asoman. Advierten. Desde lo que miran viven, haciendo de su diminuto trono un exclusivo estar.

Desde su acomodo único en su credo dictan, palabras que dicen -tú eres tú dios es allá. Esa, la ignorancia de su elemento esencial que, en consecuencia, la maya del Ser parece partecita ser… Todo el tiempo que desde entonces había apretado todo se despide en un alegre despertar. ¡Oh sorpresa! Los barrotes se desvanecen como la oscuridad al encendido de una vela.

Las ideas se acuestan en el suelo mental y descansan. La paz se posa sobre la madera que cálidamente la toma. La quietud se da salida en los sentidos.
La Tierra inhala despacio constante y detiene-se a escuchar su latido. Exhala. Suelta. Libera. Acelerado el ritmo baila, festeja, entra en su añorada calma donde el Todo se percibe desde adentro de la piel.

Sonrisa. El señor Tiempo que ahora llega trae eterna la sonrisa. Los espejos vienen-van, se miran, se descubren… Que todos unidos de vidrio-cristal son… Y todos reflejan al otro y lo mismo Son.

Ana de la Macorra
Hondos los Suspiros
Ed. Cuadrivio, México

Comments

comments

Acerca de Ana de la Macorra

Ana de la Macorra
Poeta, escritora y psicóloga clínica, Ana de la Macorra, ha dedicado su carrera al servicio del crecimiento humano y la expansión de la consciencia. Entre su extenso currículo, sobresalen sus más de 25 años de experiencia como psicoterapeuta; la autoría y publicación de los libros Hondos los Suspiros y DIOSOY: ser esencia y en presencia; así como su papel como directora, fundadora y editora del primer sitio integral en servicios de crecimiento humano www.serluna.com