Genera AGRADECIMIENTO y eleva tu vibración

Por José Martí

Es, ciertamente, en el agradecimiento que nos conectamos todos desde la Esencia; porque el agradecimiento es la emoción más alta, de mayor frecuencia; la más limpia del espíritu.

Aprender a agradecer entonces, es una práctica fundamental para el ser humano. Pero el agradecimiento no es una palabra o un concepto; es, como dije, una vibración; y quizás tengamos que empezar por la palabra o el concepto, pero, con la práctica llegaremos a hacerlo vibración… Generar la vibración del agradecimiento en cada instante del día, desde que despiertas hasta que duermes, es la puerta al despertar.

Y como ves, el despertar o, iluminación como le llamas nada tiene que ver con adquirir conocimientos o sabiduría o habilidades especiales, pues que todo está en ti, todo está ya dado, el agradecimiento es la puerta vibracional a lo que ya eres, al Poder total, al Amor absoluto, a la Salud y a la Plenitud.

Por ello es que he dicho muchas veces que no hay que llegar a ningún lado, no hay que lograr nada, no hay que adquirir pues que todo ya está, todo ya eres, eres el Todo manifiesto a través de un cuerpo que te permite experimentar en los sentimientos, en las emociones y en los pensamientos, una muestra, muy pequeña, de tu grandeza.

Pero recuerda siempre esto: No hay experiencia, por más grande y sublime que esta sea, que en el cuerpo puedas experimentar que se compare siquiera a tu verdadera grandeza. Deja entonces ya de limitar tu potencial a través del pensamiento o de la emoción o del conocimiento; simplemente vive el momento, y haz que el momento sea pleno, sea absoluto, sea total, y esa experiencia será simplemente un señalamiento de tu grandeza, y la suma de momentos, serán tu Plenitud como ser humano. Y serán la enseñanza para el Hombre de su propia grandeza, de su propio poder; para ello estás aquí: para recordarle al Hombre quién es y de lo que es capaz, de lo que es digno, de lo que merece.

Has venido a hacer divino al hombre, has venido a hacer divino a este planeta. Divinidad que no cabe en ningún pensamiento, que no puede ser contenida por ninguna emoción, divinidad que solo puede ser probada cuando vives el instante, el presente, en total confianza y en total desapego.

¿Por qué el desapego? Para evitar ruidos de frecuencia, obstáculos que oscurecen y limitan el experimentar tu grandeza.

Suelta toda intención de entender, de comprender, de atesorar, de explicar. Entrégate al momento de corazón abierto.

Entrégate a este momento.

Manteniendo solo un pensamiento, solo una emoción y volviendo a ella cuantas veces otro pensamiento se cruce, otra expectativa, otro deseo de explicación, ¡volver siempre al agradecimiento por la vida! transformándolo de concepto a emoción, a frecuencia…

A sentirlo.

Gracias por la vida. Gracias a todos aquellos que la han alimentado, que la han sostenido, que la han acompañado.

Gracias a este cuerpo que me permite experimentar, descubrir, y manifestar, la grandeza de quien Soy, la Esencia de quien Yo Soy, el Amor que Yo Soy, la Salud que Yo Soy, la Luz que Yo Soy, la Plenitud que Yo Soy…

Gracias a este cuerpo que me permite descubrir en el sufrimiento mi Poder, en la limitación mi Riqueza, y en la enfermedad mi Salud.

Gracias a este cuerpo que me permite enseñar, que me permite compartir con aquellos que similares experiencias tienen, la Verdad del Ser.

Atrae, en este momento, a ti, todos aquellos seres a quienes quieres agradecerles la Vida en ti; … este momento, agradéceles con el corazón, abrazándoles con el corazón…

 

(larga pausa de silencio para agradecer…)

 

Bendice entonces la limitación y cambia tu concepto de ella. Tú aceptaste tomar un cuerpo y en ello limitarte para experimentar, como dije, en sentimiento y emoción, tu propia grandeza. Pero, en ello, el Hombre confunde la limitación con castigo, con carencia, con equivocación, cuando es el vehículo mismo para tu descubrimiento.

¡Recuerda! Recuerda que tú lo elegiste para saberte y sentirte, y bendícela desde ahí, y entonces dejarás de juzgarte, y entonces dejarás de juzgar, porque todos hicimos lo mismo pues que todos somos lo mismo, y venimos del mismo Origen.

Simplemente obsérvala y sabe que algo te quiere decir, sabe que algo te quiere dar, pero bendícela ya no condenes más la limitación; ni en ti ni en nadie.

Solo agradece la Presencia que la sola Presencia habla del Dios que eres, del Amor que eres, del Poder que eres.

Camina así, bendiciendo y agradeciendo todo cuanto a ti llega; si es alegría por el gozo que produce, si es sufrimiento por el despertar que provoca de lo que tenías olvidado; tal como lo escogiste, Tú, quien tú eres.

Que así sea.

José Martí

Comments

comments

Acerca de José Marti

José Marti
José es un fiel amante de la naturaleza y de estar en continuo contacto con ella. Ha dedicado su vida al servicio de las personas en su ambiente laboral. Caminó al lado del maestro espiritual y gran amigo, José Luis Villanueva y, desde entonces, se rebeló como un leal transmisor de la enseñanza del Maestro, compartiendo los mensajes de amor y expansión de consciencia hasta el día de hoy.