ERA DE ACUARIO: Eclipses del eje Acuario-Leo, y la consciencia sustentable del futuro humano y planetario

por Marina De Santiago-de Borbón

 “La astrología está viva todo el tiempo: es el Universo de Dios adentro y afuera de nosotros, co-creando cada instante y evolucionando en la eternidad.”

 

“This is the dawning of the AGE OF AQUARIUS…”
(“Este es el amanecer de la Era de Acuario…”)
James Rado y Gerome Ragni, Comedia musical “Hair”, 1969

 

La humanidad sobre la Tierra; su longevidad como especie de la creación divina, está en evolución constante con el Universo. El hombre, encarnando las posiciones planetarias del Cosmos que, en su ADN astrológico, al nacer, radiaron en él los campos magnéticos de los astros y, reencarnando en nuevas combinaciones astronómicas de cada vida nueva que toma, para obedecer el ritmo evolutivo que marcan los cuerpos celestes en su existir hacia el porvenir eterno. La reencarnación es la promesa de la eternidad; es la garantía de la falsedad de la muerte, que no existe, y solo es un instrumento para cambiar de carta natal astrológica, a fin de poder seguir evolucionando al mismo paso que el Universo, pues todos somos uno con Él, inseparables de su expansión y avance infinitos.

Por ello, la “durabilidad” de la vida en la Tierra –término francés para la palabra sustentabilidad– es la principal preocupación del planeta Urano, y de su constelación Acuario, regida por él.

La Era de Acuario: Sustentabilidad, ecología, activismo, ambientalismo, derechos humanos, femeninos y de animales, causas humanitarias y sostenibles, son todos temas acuarianos. Son los dominios de Urano, el rey del futuro y de los medios para llegar a él en estado digno, seguro, sólido, y sano, es decir, SUSTENTABLE.

No es exclusivamente “para las generaciones futuras” (descendientes nuestros o desconocidos), que a Urano le interesa que nuestro planeta se mantenga habitable, y su medio ambiente esté para siempre limpio, sano y autofuncional, ecológicamente, con el objetivo de poder albergar a la raza humana y darle cuerpos habitables, bien nutridos, fuertes y duraderos, que aguanten una vida completa sin descomponerse. Es más bien, para cada persona y su alma que encarna y reencarna eternamente sobre el globo terráqueo, que es necesario garantizarle que a su regreso a la vida material, tendrá los recursos naturales, físicos y biológicos para subsistir y poder seguir evolucionando a través de cada vida que emprende. Cada uno de nosotros, y a quienes hemos amado: nuestros padres, abuelos, amigos, hermanos, parejas; todos merecemos un planeta limpio y seguro para regresar a vivir aquí de nuevo. Es por amor a uno mismo y a nuestros seres queridos, que debemos preservar la calidad de vida de este mundo, nuestra única casa.

La alta tecnología e inventos que nos permiten accesar, desarrollar y compartir información, así como los descubrimientos necesarios para sobrevivir a largo plazo, en un estado cada vez más evolucionado, son parte de la época de Acuario. La astronomía y su aplicación a través de la astrología, la internet, la energía verde, la agricultura orgánica, las terapias alternativas, las redes sociales donde en masa se comparte información nueva y opiniones sobre lo aceptable y repudiable para esta época moderna, son también acuarianos.

¿QUÉ SIGNIFICA LA ERA DE ACUARIO ASTRONÓMICAMENTE?

Nuestro sistema solar se mueve por la galaxia Vía Láctea y, en su recorrido, pasa aproximadamente entre dos mil y 2,100 años visitando cada constelación. Los científicos calculan que en el año 2000 ingresó a la constelación de Acuario, aunque algunos sostienen que faltan algunas décadas, habiendo estado antes en Piscis y, previo a Piscis, en Aries y anteriormente en Tauro. Esto indica que el sistema solar ha estado en reversa, retrogradeando por las constelaciones del Zodiaco. Después de Acuario, entrará a Capricornio cerca del año 4000.

Con el nacimiento de Jesucristo, comenzó la era pisciana. Piscis, conglomerado de estrellas gobernado por Neptuno, abarca la espiritualidad y religión como fe interna (no religión como cultura y filosofía, regidas por Sagitario), y la compasión, el amor incondicional, el sueño y los sueños, visiones y deja vus, la meditación –que es escuchar a Dios– y la oración—que es hablarle a Dios. También las regresiones a vidas pasadas, para aquellos que pueden realizarlas por tener Piscis o Neptuno muy presentes y dominantes en su carta natal, y haber pulido esta capacidad en otras vidas. Piscis incluye bajo su energía, artes como la música, el cine, la fotografía, la danza y la poesía (las artes plásticas las dirige Libra).

Durante la Era de Piscis, la fe, religión y espiritualidad se desarrollaron fuertemente, así como las artes mencionadas. Este aprendizaje logrado por el hombre hoy es parte de su acervo, y pasa a acompañarlo en su transición a la naciente era de Acuario, que ahora debe desarrollar para su evolución.

Grandes genios acuarianos como Lincoln, Darwin, Galileo, Edison y Copérnico ya anunciaban, con sus ideas avanzadas, la energía y pensamiento nuevos que se le exige a los pueblos para su subsistencia. Lincoln, con su énfasis en los derechos humanos y ciudadanos en libertad, como estandartes del progreso colectivo hacia la ética e igualdad. Darwin, con su teoría de la evolución que nos enseña que todo cambia, se recicla y readapta a las nuevas circunstancias de la naturaleza. Copérnico, descubre el Sol como el centro de nuestro Sistema Solar, influye sobre Kepler, y con ello, la astronomía y la astrología se disparan rumbo a la verdad. Galileo, le da seguimiento, y es el padre de la ciencia moderna y la teoría de la relatividad. Edison, el inventor más importante de Estados Unidos, promueve la no violencia, crea 1093 patentes, e inventa el coche eléctrico desde 1910, el cual debería ser implementado de inmediato para mitigar el calentamiento global, pero a cien años de su invento, aún siguen los intereses corporativos frenando la salvación, salud y armonía de nuestra atmósfera, aire respirable, y temperatura que controlan la estabilidad del clima y evitan el agresivo cambio climático.

ECLIPSES DE ACUARIO Y LEO, PUERTAS A LA ERA DE ACUARIO

Cada diecinueve años se repiten las series de eclipses en el mismo par de signos opuestos (eje de dos signos zodiacales). El 8 de agosto de 1998, empezó la última serie de eclipses en el eje Acuario-Leo, signos que conforman las casas 5 y 11 en astrología. Esta serie anunció la “primera llamada” para alistarnos a iniciar la Era de Acuario. Fueron nueve eclipses: dos en 1998, cuatro en 1999 y tres en el año 2000, siendo el último el 31 de julio, la “tercera llamada”, cuando se abrió el telón del tiempo de Acuario para los próximos dos mil años.

Nada será como antes, pues con cada serie de eclipses que ocurra en este eje, todos integraremos poco a poco la energía acuariana. Serán como “talleres” o “diplomados” que nos enseñarán cada vez más, que la gente necesita funcionar como equipo humano (Acuario), y no como egoístas (lado oscuro de Leo), para lograr la supervivencia y durabilidad de nuestra raza y nuestro planeta hogar, con sus especies y ecosistemas que lo mantienen en equilibrio y armonía.

La actual serie de eclipses Acuario-Leo comenzó el 10 de febrero de 2017. Serán ocho eclipses en total: tres en 2017, cuatro en 2018, y concluyen el 20 de enero de 2019. El 31 de enero de 2018, fue el eclipse de Luna Llena en Leo que arranca el año, y trae un cierre o final importante donde tenemos 11° de Leo y de Acuario en nuestras cartas astrológicas, ya sean natales, actuales, o de retorno solar de cumpleaños. El 15 de febrero será el eclipse de Luna Nueva en 27° de Acuario, abriendo puertas novedosas donde se encuentre Acuario en nuestra astrología personal.

El objetivo es seguir aterrizando el buen uso y lado luminoso de las energías de ambos signos. Acuario nos dice que el trabajo en comunidad y grupo es necesario para la sustentabilidad de la naturaleza y humanidad; Leo nos recuerda que lo hagamos desde nuestra expresión creativa y original, con generosidad y magnificencia, pero sin egocentrismo y sin escatimar, sin mezquindad ni pequeñeces, sino a lo grande, y sin perder nuestra identidad individual. El lado oscuro de Leo debe quedar atrás: los lujos excesivos y superficiales ya no sirven, en un mundo moderno donde la prioridad es sobrevivir y salvar a los elementos agua, aire y tierra, y a los recursos naturales que nos alimentan y dan vida.

El eclipse de Luna Nueva del pasado 21 de agosto de 2017, visible ese día en Estados Unidos y México, trajo desastres naturales sin precedentes a estas regiones. Inundaciones en Houston, huracanes en Miami y Puerto Rico, ciclón en Los Cabos, dos terremotos en México, incendios y deslaves en California, nevadas heladas en Canadá y la Costa Este de Estados Unidos, etc.

Estas catástrofes le traen a nuestra civilización grandes lecciones de respeto por la naturaleza, y la urgencia de una nueva forma de vida humana, que corrija los desequilibrios generados por el hombre contra la salud de nuestra Madre Tierra. Ella está enferma, y los hombres que la enfermaron, deben detenerse, admitir sus errores, buscar remedios para sanarla, y darse prisa porque su malestar avanza mientras continúen las acciones que la dañan. Acuario denuncia todo aquello que ataque a la Tierra y amenace su longevidad habitable, pues de esta depende que la población pueda seguir existiendo.

Los eclipses de la serie 2017-2019 son:

10 de febrero de 2017, Luna Llena, LEO
7 de agosto de 2017, Luna Llena, ACUARIO
21 de agosto de 2017, Luna Nueva, LEO

31 de enero de 2018, Luna Llena, LEO
15 de febrero de 2018, Luna Nueva, ACUARIO
27 de julio de 2018, Luna Llena, ACUARIO
11 de agosto de 2018, Luna Nueva, LEO

20 de enero de 2019, Luna Llena, LEO

Con el actual Nodo Norte de la Luna pasando por Leo, todos reforzaremos nuestra expresión única creativa y original, y los niños e hijos, tema que Leo preside, serán un foco de atención este año. Sin embargo, la Era de Acuario nos recordará que somos un todo, y que para nuestra supervivencia, nuestra atención no solo debe concentrarse en nuestras vidas individuales, sino también en el bienestar del colectivo humano y terrestre.
Enero 2018

Marina De Santiago-de Borbón
ASTROLOGÍA HOY

Comments

comments

Acerca de Marina De Santiago-de Borbón

Marina De Santiago-de Borbón
Marina De Santiago-de Borbón nació en la Ciudad de México, su apellido De Santiago es de la Orden de Santiago Apóstol en España. El catecismo de su primera comunión fue su puerta hacia la espiritualidad. Pasaba los veranos de su niñez en una escuela de monjas en Boston, Estados Unidos. De niña hizo yoga y judo, y a los 15 años empezó a meditar en Valle de Bravo en el Convento Maranatá de los Carmelitas Descalzos (orden fundada por Santa Teresa de Jesús), construido por amigos suyos. A los 17 años se graduó de cinta negra Primer Dan por la Federación Mundial de Taekwondo de Seúl, Corea, para lo cual escribió su tesis sobre el Budismo Zen aplicado al arte marcial. Un mes después tuvo su despertar espiritual en las Cataratas de Iguazú en Brasil, donde vivió en la Selva del Amazonas en la hacienda de sus tíos. Después recorrió Argentina y la Patagonia y vivió en Buenos Aires. A los 18 años se hizo buzo certificado NAUI, vivió en varias playas mexicanas, y se volvió ambientalista por el mar y la Madre Tierra, siéndolo hasta la fecha. A partir de su adolescencia estudió corrientes de filosofía griega, taoísmo, hinduismo y a los místicos cristianos. Desde los 17 años ha vivido y estudiado en ocho países: Inglaterra, Brasil, Italia, Alemania, Austria, Argentina, España y Estados Unidos. A los 20 años como paracaidista en Inglaterra, fue miembro de la British Parachute Association. A los 18 años Marina conoció al gran maestro espiritual y filósofo mexicano José Luis Villanueva, su maestro de meditación cuyas enseñanzas ella adoptó de por vida. En 1998 en la Fundación Krishnamurti de Ojai, California, donde John Lennon y Yoko Ono vivieron un tiempo, Marina estudió la filosofía de Krishnamurti, participando en sus grupos allí y en Sao Paulo, Brasil, hasta 2002. En California, meditó en el ashram del famoso yogui indio Paramahansa Yogananda, cuyas enseñanzas siguieron Steve Jobs, y la banda de rock inglés YES, que le dedicaron uno de sus discos y a quienes Marina conoce. En 1993 conoció a la gurú y swami de India, Gurumayi Chidvilasananda de Siddha Yoga. En 2002 Marina se graduó del Curso de Milagros con el maestro Pablo Girault. Desde 2003 ha estudiado los Arcanos del Tarot. En 2005 en Chiapas estuvo con los Zapatistas mediando conflictos religiosos con el obispo Samuel Ruiz y Johan Galtung, fundador de la Universidad de la Paz Transcend en Europa y maestro de Marina en resolución de conflictos. En 2006 vivió un mes en casa de chamanes curanderos y yerberos en Oaxaca, México. En 2010 conoció al maestro espiritual francés René Mey, y en 2012 al sanador Maestro Constantino. En San Diego, California en 2011-12, vivió y estudió salud holística y nutrición genética. En 2012 fundó su organización Personalidades y Celebridades de la Condesa y Roma de la Ciudad de México y salvó el Parque México de ser talado (periódico La Jornada, www.jornada.unam.mx/2012/05/18/correo). Como poeta políglota (español, inglés, portugués, italiano y francés) tiene premios en Australia (2002), Estados Unidos (2003 Poet of the Year) y España (Premio Rubiera 2010). En 2000-2001 declamaba su poesía inglesa y co-conducía el programa de radio en inglés My Radio con los dueños de Grupo Radio Centro. En 2004 con su poesía bilingüe portuguesa y letras de sambas participó en las Ferias del Libro del Zócalo (Ciudad de México) y de Río de Janeiro. Los periódicos Excélsior y El Financiero han publicado su poesía. Fue columnista cultural de la Revista Época de la familia Zabludowsky. Sus estudios de lenguas, y musicales y de canto y ópera los hizo desde los 19 años en Londres, Milán, Río de Janeiro, Austria y España (su currículo musical y académico no se incluye en esta biografía). En 2007 inicia sus estudios de astrología y actualmente es astróloga y coach astrológica especializada en varias ramas. Fue la única astróloga mexicana que predijo la victoria presidencial de Donald Trump.