El vacío: otro síntoma de la ascensión espiritual

Por Ana María Frallicciardi

 

El vacío

Últimamente comenzó a surgir una sensación de vacío interior, de no estar motivado por nada, sentir la nada misma en la vida, y, desde la visión de los seres que buscan una vida con sentido, esto se volvió insostenible: encontrar sentido en el día a día, tener que ir a trabajar en una rutina espantosa, percibir que la persona que se eligió para compartir la vida también va perdiendo sentido, darse cuenta que todo lo que se construyó se puede desintegrar en un instante.

 

Estos procesos son parte del despertar espiritual. Es estar atravesando la Matrix, salir de todos los condicionamientos sociales e históricos, romper los paradigmas, renunciar a un mundo impuesto desde afuera y empezar a sentir desde adentro. La verdad de tu espíritu se revela desde el vacío interior.

 

Tu espíritu ha comenzado a hacerse escuchar en tu vida, la primera señal es el silencio de toda vieja información; luego, viene el vacío, si no hay vacío y silencio no puedes escuchar a tu espíritu.

 

Ya hemos hablado de la sobresaturación de tanta información, hay mucho ruido y nos desconectan de nuestro ser verdadero, no hay más espacio “en la memoria del chip”, por lo que hay que vaciar el cerebro, borrar tanta información falsa y atravesar el vacío de la mente para llegar a la presencia de nuestra verdadera luz interior.

 

Solo una consciencia que se sabe en camino de evolución puede sostener este sentimiento de la nada misma y comenzar a buscar desde adentro hacia afuera.

 

Toda la información está grabada en tu centro corazón, el vacío y el silencio son las llaves para acceder a esa información codificada en tu ADN.

 

El cambio

 

¿Cómo generar cambios significativos en pocas palabras? ¿Qué impacto energético hay que hacer para que los humanos rompan el automatismo repetitivo de lo cotidiano que no satisface? Algunos le dicen “salir de la Matrix”, pero sabemos que no es tan fácil, somos realistas. La mayoría “no tiene tiempo” de pensar cómo salir de la rueda sinfín.

 

El planeta ha ascendido de vibración aceleradamente. Nuestro cerebro se sincroniza con esta resonancia, es por ello que los viejos parámetros caducaron. El problema no está en el tiempo sino en el desfasaje que hay entre nuestra mente y el tiempo cósmico que estamos viviendo. Vivir en el presente y desde el corazón es uno de los caminos de salida.

 

La ascensión espiritual no es una escalera mecánica que nos lleva directo hacia el quinto piso en donde se supone que todo está resuelto. Ahí está la gran crisis y el desfasaje que se experimenta en la mente humana. Tampoco podemos dejar todas las cosas de la vida cotidiana, porque somos espíritu haciendo la experiencia humana, hay que ir resolviendo de a poco, cerrando ciclos y avanzando, saber cuáles son las prioridades del espíritu y cuáles son las prioridades de nuestro yo humano.

 

El caos siempre precede al nacimiento.

El tiempo lineal se ha roto, solo se puede estar en el ahora.

Ese tiempo mental de posponer lo que no se hizo hoy ya no existe.

 

Las demandas de tu ser en evolución piden que prestes atención al tiempo que dedicas en tu armonización interna para poder sostener los cambios vibracionales que vienen desde afuera.

 

La Nueva Tierra no se construirá con pensamientos lindos. hay que aprender a usar la tecnología espiritual de quinta dimensión: pensamiento cuántico, intención enfocada y acción coherente.

 

¡Co creamos la Nueva Tierra desde nuestro Corazón Iluminado!

 

Ana María Frallicciardi

MENSAJE DE ÁGUILA AZUL

 

ana.maria@aguilaazul.com.ar

www.aguilaazul.com.ar

Desde Capilla del Monte
Córdoba, Argentina

 

 

 

Comments

comments

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.