Dos fuerzas opuestas

Por Anna Vega de Karussa-Yoga

Se dice que los yoguis nos vemos más jóvenes porque siempre vamos en contra de la gravedad.

Si te pones a pensar, cuando practicas Yoga, siempre es ir en dirección hacia el techo o hacia arriba: Elevar los brazos, levantar las rótulas, activar los arcos internos hacia arriba y así muchas de las instrucciones dictadas son todas elevando lo más que puedas, claro, respetando a tu cuerpo.

Si algo es cierto es que siempre hay una fuerza hacia arriba pero siempre hay una fuerza opuesta, es decir, si tú estás en Tadasana, postura de la montaña, tus plantas están presionando el tapete pero la tapa de tu cabeza está yendo en dirección hacia el techo, ¿verdad?

Hay dos fuerzas opuestas que trabajan al mismo tiempo para generar un esfuerzo o energía constante que viaja  en el centro de tu cuerpo.

Así es con todas las asanas que practicas, siempre hay dos fuerzas opuestas que trabajan en sincronía para mantener un equilibrio en los músculos, la respiración y tu atención consciente.

Otro claro ejemplo lo tenemos con Phalankasana, postura de tabla: Está todo tu cuerpo estable, seguro y largo y tus talones apuntan con fuerza hacia atrás pero la tapa de tu cabeza va en dirección hacia delante y, en el centro de tu cuerpo, se siente una fuera interna que te permite mantener la postura con vigor…

Al hacernos conscientes de estas dos fuerzas opuestas vas a poder observar y conocer beneficios mucho más minuciosos para tu práctica, es decir, si haces consciencia de esto, al ejecutar esas dos fuerzas contrarias en cualquier postura, tu práctica va a ser:

  • Más ligera, es decir, vas a esforzarte menos y te sentirás más libre.
  • Te brindará  estabilidad y seguridad para no lastimar tus articulaciones y músculos.
  • Tu respiración va a ser amplia y silenciosa.
  • Crearás más espacio entre las articulaciones.
  • Tus músculos podrán alargarse con mayor profundidad.
  • Y como dije arriba, encontrarás el EQUILIBRIO en tu práctica de asanas, combinado a tu respiración y a tu atención consciente.

Mantén tu mente en calma y permítete guiar por tu Maestro y por tu voz interior.

Estoy segura de que disfrutarás descubrir estas dos fuerzas opuestas, manteniéndote en un bendito equilibrio.

Namasté 

Anna Vega
www.karussayoga.com

Acerca de Karussa Yoga

Karussa Yoga
Directora de Karussa Yoga. Maestra certificada por el centro Yoga Espacio. Impartiendo clases desde 2011 en México D.F., Puebla y Querétaro. "Que la inteligencia de la cabeza, se conecte con la sabiduría del corazón" Namaste