CRÁNEOS DE CRISTAL

Por Nina Llinares

Seguramente habrás observado con frecuencia que en las tiendas de minerales siempre hay alguna vitrina o lugar en el que hay pequeños, medianos y, a veces, grandes cráneos tallados de mineral, preferentemente de cristal de cuarzo.

¿Qué significan, que simbolizan, para que se utilizan?

Personalmente no me gustan, sin embargo en el tiempo que viví en México observé que las calaveras abundan por todas partes. Y me interesé. No podía ser casualidad ni solamente un culto folclórico sin más y tienen varios significados:

Simbolizan la impermanencia, el hecho de que toda vida acaba con la muerte. Menos el mineral, que trasciende el tiempo y, a menos que se te caiga de las manos, durará por los siglos de los siglos.

Simbolizan el hecho del desapego a lo superficial, y la sabiduría de no temer a la muerte sino convertirla en un aliado en el sentido de que solo lo verdadero e impecable permite evolucionar, sobre todo, si los pensamientos positivos y alentadores son llevados a la práctica en vida, serán el sustento más allá de la muerte.

Significan que no hay que temer a la muerte. De ahí que en México se le llame “La Santa Muerte” y se celebren varias fiestas al año donde la gente, de todas las edades, se disfraza con calaveras y bailan, comen, beben, ríen, etc. Tal y como evidencia la maravillosa película “COCO”.

Y, a nivel histórico, se cree que las máscaras en forma de calavera, eran precisamente para darle un lugar importante al proceso de la muerte, enfrentarla, no temerla. Se creyó que las culturas precolombinas empezaron a realizar tallas de cráneos como objetos protectores utilizados en rituales y ceremonias ancestrales. Al igual que tallaban el Sol, la Luna y a sus dioses.

Se decía, además, que estos cráneos tallados en cristal de roca, tenían poderes psíquicos y te permitían ver el futuro o el pasado, o incluso a seres extraterrestres de pasados remotos, considerados por los primeros humanos como dioses que llegaron del cielo.

Hasta los museos más importantes del mundo se interesaron en estos cráneos de cristal de tamaño real, como el de París (el Museo del Hombre) o el Británico en Inglaterra.

Sin embargo, lo desconcertante fue que al investigar y datar la procedencia de algunos de estos misteriosos cuarzos tallados en forma de cráneo, resultó que su procedencia era de la Europa del siglo XIX; y que solo algunos cráneos, hallados en México tienen una antigüedad de más de 2000 años y se supone que eran utilizados en sus ritos ceremoniales por los antiguos aztecas.

Pero el cráneo de cristal, de tamaño real, más misterioso de todos y que tiene la mandíbula articulada, es el llamado cráneo Mitchell-Hedges, rodeado de polémica desde su origen, descubrimiento y hallazgo supuestamente realizado en Belice. La descubridora, Anne Hedges, afirma que lo encontró enterrado en el interior de un templo.

Quienes han investigado científicamente este cráneo, de una transparencia única y que no presenta marcas de tallado, afirman que su perfección podría deberse a haber sido modelado minuciosamente durante casi 300 años con arena, poco a poco… y, que podría tener una antigüedad de más de doce mil años. Su mandíbula es articulada. Su tamaño es real, es decir que sus medidas son idénticas a las que tiene un cráneo humano, y está tallado, supuestamente, a partir de una sola pieza –enorme- de cristal de cuarzo transparente, elaborado y pulido con diamantes.

Después de todas estas pruebas científicas, su propietaria se negó hasta su muerte, en el año 2007, a que el cráneo siguiera siendo sometido a más pruebas. Se dedicó, junto con su marido Bill Homann, a dar conferencias mostrando el cráneo y afirmando que dicho cráneo poseía poderes paranormales tal y como le habían contado los sacerdotes mayas sobre él, y que antiguamente era utilizado para “enviar la muerte a quien el sumo sacerdote deseaba ver muerto”, y que también poseía poderes sanadores para curar enfermedades graves como el cáncer y poder ver en él sucesos importantes del futuro.

Otras teorías no científicas son que la procedencia del cráneo es de origen Atlante y que posee poderes antigravitacionales, o sea, que serviría como una especie de teletransportador a otras realidades y otros tiempos.

Además, se afirmaba que existían 13 cráneos y que tenían que ser encontrados y reunidos para que la profecía maya, acerca de la destrucción del planeta Tierra en el 2012 pudiera evitarse. Más otra especulación de que en realidad este cráneo de cristal de cuarzo pertenece a un superser extraterrestre, que llevó a ser la inspiración del tema central de la saga de Indiana Jones en su película Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal.

A mí personalmente la historia que más me gusta sobre los cráneos de cristal es la que dice que cuando sean descubiertos los 13 cráneos de cristal, la humanidad accederá a toda la sabiduría alcanzada por la cultura Atlante. Me gusta soñar despierta. Mientras tanto, sigo meditando y valorando energéticamente toda la sabiduría que, como llaves de acceso al Akasha, poseen todos los cuarzos llamados “maestros”, y cuya sabiduría no es racional ni intelectual ni cronológica y que solo muestran a quienes tienen una sintonía con ellos, nada especial pero sí maravilloso y alentador como todo lo que tiene que ver con la sabiduría del reino mineral, más en sintonía con el corazón que con la ciencia, las pruebas de laboratorio y lo aparentemente razonable.

©Nina Llinares
Deseo que te haya gustado.

www.ninallinares.com

www.cristalesmagicosdeavalon.com

 

Comments

comments

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares
Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.