Cómo preparar germinados en casa

Por Joaquín Espinacas

 

Los germinados son los brotes de las semillas en sus primeros momentos de crecimiento. Estos tienen todos sus nutrientes potenciados, ya que son la fuerza que necesita la semilla para romper la inercia y transformarse en brote. Además, poseen gran cantidad de enzimas y son una gran fuente de energía para el cuerpo.

 

Es muy fácil hacer los germinados. De hecho, cualquier semilla viva germina. Se pueden germinar legumbres como, frijoles, porotos, lentejas, garbanzos, etc.; cereales como, arroz, quínoa, trigo, sarraceno, cebada; y semillas de girasol, alfalfa, mostaza, fenogreco. Recomiendo empezar con lenteja o girasol que son muy fáciles.

 

Procedimiento

  • Lavar bien las semillas, remojándolas por 10 minutos en medio litro de agua con una cucharada de bicarbonato de sodio, o medio litro de agua con una cucharada de agua oxigenada de uso gastronómico.
  • Luego de los 10 minutos, lavar las semillas con un colador bajo la canilla (para limpiar el agua con bicarbonato).
  • Poner las semillas en remojo en un recipiente de vidrio con agua (tres veces su volumen). Remojarlas entre 6 y 12 horas. El tiempo depende de lo que se vaya a germinar. Ten en cuenta que la cantidad que se ponga a remojar duplicara su tamaño. Este proceso es la activación de las semillas, donde las enzimas se activan, los almidones se transformar en azucares y comienza el proceso de germinación y crecimiento.
  • Pasado el tiempo de remojo, colar las semillas y limpiarlas con abundante agua fresca.
  • Poner las semillas en un frasco grande de boca ancha y tapar la boca del frasco con una gaza o tela porosa que deje filtrar el agua. Recomiendo usar una banda elástica para fijar la tela a la boca del frasco.
  • Ahora, es necesario mantener las semillas húmedas para que sigan el crecimiento, pero sin que estén sumergidas en agua. Para esto, hay que dejar el frasco boca abajo en algún lugar donde el agua pueda escurrir sin acumularse dentro el frasco.
  • Lavar dos veces por día, poniendo el frasco bajo el chorro de agua y  lavarlos y colarlos para cambiarles el agua.
  • Dependiendo de tipo de semilla, el brote comenzara a salir al segundo o tercer día luego del remojado. Es importante lavar los brotes de dos a cuatro veces por día, dependiendo de la semilla.

 

Tips:

  • Empezar con lentejas o girasol que son muy fáciles. Las lentejas las podemos lavar una vez por día y se mantienen frescas. El girasol puede ser dos veces por día.
  • Los dos primeros días está bueno cubrir los frascos con una tela para que estén oscuros. Una vez que la hoja empieza a formarse, es importante que reciban luz para que puedan formar clorofila, vitamina C y un buen sabor.
  • Cuando el brote tenga el mismo tamaño que la semilla ya está listo para comer.
  • El brote está vivo, entonces, dependiendo de donde crezca, se desarrollará con distintos tamaño y forma. Es conveniente no llenar el frasco, ya que duplicaran su volumen.

 

¡Disfrútalos con cualquier ensalada!

 

Joaquín Espinacas

Comments

comments

Acerca de Joaquín Espinacas

Joaquín Espinacas

Joaquín Espinacas es Profesor de Alimentación Viva (Raw food), acompañante profesional de Respiración Consciente (Rebirthing Breathwork) y Arquitecto. Se ha formado con distintos maestros, tanto en Argentina como en Estados Unidos.
Actualmente dirige un centro de Respiración Consciente en Los Ángeles, California y viaja por México y Argentina, transmitiendo un Estilo de Vida Consciente.
Él nos dará clases de cocina, compartirá sus recetas especialmente deliciosas y platicará porqué es importante alimentarnos de comida viva.
Mi correo