¿Cómo cuidar nuestras malaquitas?

Por Nina Llinares

 

Haz click aquí para leer el artículo anterior.

La malaquita puede perder su brillo si la limpiamos con sal diluida en agua, ya que es un mineral muy blando y delicado. Para su limpieza la sumergiremos en una infusión de salvia y la secaremos en toda su superficie. Para su recarga bastará con dejarla unas horas sobre una drusa de cristal de cuarzo.

Cuando sintamos que nuestra malaquita perdió su brillo y su natural viveza, además de limpiarla, recargaremos su energía mediante la aplicación de una gotita de aceite de almendras dulces, por ejemplo, o de oliva de acidez suave, y lo aplicaremos mediante un delicado masaje en su superficie.

En ocasiones podemos encontrar piezas de malaquita que presentan coloraciones azuladas, en este caso se le denomina malaquita-azurita, crisocola, etc., e. Igualmente, la limpiaremos y recargaremos de la misma manera, pues son minerales delicados y de poca dureza.

¡Deseo que te haya gustado!

Nina Llinares

Más información sobre las cualidades energéticas de la malaquita en mis libros de cristales que puedes ver en el apartado “libros” de mi web: www.ninallinares.com

Comments

comments

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares
Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.