Bye bye popotes

Adiós popotes*: una acción más para continuar el cuidado de nuestro planeta y DIOSOY se une a esta importante labor.

 

¿Por qué cuando vas a beber algo usas un popote? Sabes bien por qué o solo lo haces mecánicamente ya que en el establecimiento al que vas lo ponen en tu vaso o botella y lo utilizas sin cuestionarlo.

 

Si nos ponemos a analizar para qué sirve un popote, podríamos descubrir que realmente no tiene una gran utilidad, ya que, el popote, se inventó para que los espectadores de futbol no tuvieran que dejar de ver el juego a la hora de darle un trago a su bebida. Los popotes también se utilizan para hacer trabajos manuales en el kínder y cuando alguien está enfermo (no tener que levantarse para tomar agua de un vaso es conveniente); pero de ahí en fuera, no tienen más razón de ser.

 

Sin embargo, el impacto que sufren los animales en sus hábitats naturales es desastroso, ya que los popotes pueden llegar a introducirse en los orificios nasales y en sus oídos, sin que ellos puedan liberarse del artefacto invasor. No podemos ignorar tampoco que los popotes son de plástico, asunto que, de sobra, sabemos es muy contaminante ya que no se degrada de forma natural.

 

Por estas razones, la propuesta de varios grupos de gente y de restauranteros mexicanos es que dejemos de usar popotes. De esta manera, la sugerencia es que a la hora de ordenar tu bebida en un bar o restaurante, pidas expresamente que no te den popotes: no los necesitas. Si tienes que, por ejemplo, agitar tu bebida podrías pedir una cucharita o un palito lavable para volverlo a utilizar.

 

Verás que el hecho de ir integrando gradualmente este tipo de hábitos y nuevas formas de respeto a la vida es muy satisfactorio. Únete a este movimiento anti-popotes y seamos conscientes del gran cambio que estamos realizando.

 

¡Gracias!

 

*popote: paja, pajilla o caña.

Acerca de Editorial ioSoi

Editorial ioSoi
Equipo editorial de iosoi.