Buscar agua en las piedras suena a locura, ¿no?

Por Bruno Díaz

Pero tal vez no suene tan raro, si te digo que lo hacemos a diario… Al menos en ciertos momentos, por ejemplo:

Querer pensar lo que sentimos o querer controlar o manejar nuestras emociones; le atribuimos a la mente un papel dominante y controlador, cuando el lenguaje de las emociones es otro completamente. Le mente puede pensar, está claro, y más le vale darse cuenta de que el matiz de su pensar se lo dan las emociones.

Cuando no queremos sentir, pensamos. Cuando algo nos sobrepasa emocionalmente y queremos “entenderlo”, estamos queriendo sacar agua de las piedras. Es como ir a buscar algo en un cuarto, sabiendo que está en otro. ¿Te imaginas buscando un archivo en tu computadora y buscar en una carpeta que dice otra cosa y que sabes que lo guardaste en una carpeta muy distinta?

Sentir es nuestra tarea pendiente. Lo complejo acá es que, sentir, es una experiencia en vivo, que involucra todo nuestro aparato afectivo y tenemos varias maneras de confundirnos con lo que sentimos. Claro, en esto, tiene mucho que ver, nuestra obcecada necedad de pensar y entender todo.

Hay algunas complicaciones que tenemos habitualmente para sentir:

  • No estar conscientes de cuando empieza o termina un matiz emocional
  • Creer que el otro me lo causó
  • Confundir intensidad con realidad
  • Creer que puedo controlar, cambiar o manipular lo que siento
  • No saber que las emociones son mensajeras
  • Irnos con la finta de que la energía que siento es para actuarla de inmediato (en casos de riesgo, casi siempre es así)
  • Estar convencido de que el otro tiene que sentir lo que yo siento
  • Esperar que lo que yo siento convenza al otro o, que porque yo lo siento, tiene que ser real
  • Desconocer que las emociones tienen y otorgan un sentido que, ya comunicado, entonces sí, yo decido

Agua de las piedras… El lenguaje del pensamiento es uno y el de las emociones es otro. Ni las piedras son el río, ni el agua sola tampoco. ¿Cómo será diferente, sentir y pensar el fenómeno del río y a la vez diferenciar agua y piedra, contención y fluir?

Bruno Díaz

Visita a Bruno en el facebook Los Parajes del Alma y solicita una cita para ir a terapia.

 

Comments

comments

Acerca de Bruno Díaz

Bruno Díaz
Soy Psicólogo de-formación (con y sin guion) y estoy entrenado en psicoterapia transpersonal, ericksoniana y junguiana arquetípica. También soy terapeuta floral. En cada formación (y en la vida), he aprendido y sigo aprendiendo, que hay “algo” muy genuino que empuja desde dentro para ser vivido y así tomar ciertas sendas que nos llevan a lugares de Plenitud. Y también, que ese “algo”, a veces se conduce o se inspira (en el mejor de los casos), pero que también se modifica, reprime o esconde, llevando a lugares de sufrimiento repetitivo. Mi trabajo es acompañarte a darle voz a lo que para ti es genuino y auténtico y que, a veces, aunque te suene extraño toma el disfraz de síntoma, sufrimiento o complicación. Cuando le damos voz, podemos escuchar ese algo, que ansiaba ser reconocido, nombrado y escuchado y que tiene muchas cosas que enseñarnos… Para consultas escríbeme a bruno_d77@hotmail.com

Deja un comentario