Aprovechando que son tiempos de “Amor”

Por Ana de la Macorra

El amor es la fuerza que habita en todo y que mueve al todo. Es algo difícil de definir ya que se manifiesta en toda la creación y por tanto el amor no es esto o aquello… sino todo lo que contiene el esto y el aquello y la infinidad de todo lo demás.

Claro que, como todos sabemos, y lo hemos comentado en algún momento de nuestra vida, la definición de amor se ha dado, y por tanto se ha limitado. a un sentimiento. No por esto quiero decir que esto sea un error, pero al definirse se ha limitado. Lo bueno es que el amor, más allá de toda definición, limitación o error, sigue existiendo y seguirá, estemos o no en la Tierra.

El amor, se siente. Se vibra. Se emana desde el ser que somos. En mi historia personal, he ido descubriendo, poco a poco, esto. Hoy por hoy, cuando pienso y siento el amor… surge en mi pecho un algo que me lleva a suspirar profundo y cerrar los ojos para deleitarme de la sensación… Amarme a mí misma… es una actividad que, puedo usar como práctica y como entrenamiento para aprender lo que es amar en verdad.

Justo es la frase que dejó el maestro Jesús, como legado a la humanidad: Ámate a ti mismo y así, ama a los demás (Ama a tu prójimo como a ti mismo)

De ahí que, para mí, el amor en acción es precisamente darle vida a esa frase, a partir de mí y luego, usándome como muestra de lo que es amar, hacerlo a los demás. No sin antes, trabajar conmigo misma, en mi historia de alma; reconocer y saborear la trayectoria de ser quien soy, y una vez elaborado esto, sí darle vuelo y amar amar amar…

 

Tres Tips que te pueden ayudar a mantener la energía del amor en acción:

1.- Aprender a respirar consciente: Esto es algo que hacemos desde que nacemos y que poco o nada nos percatamos que lo hacemos. Detener las prisas, detener la mente, detener-te y respirar, sabiendo que lo estás haciendo… Inhalar… Exhalar… y en el placer de sentir la vida entrar a tu cuerpo en el aire que respiras expandir la energía del amor; para acto seguido, dejarle ir, soltando, quedándote un instante en el vacío… y volver a llenarte. Es un regalito de amor.

2.- Sentir gratitud. Por lo que hay, por lo que no hay… Todo es perfecto, así que generar gratitud hace que la vida sea suficiente y es un sentimiento muy parecido al amor.

3.- Perdonarte. En nuestro recorrido del alma, hemos vivido todo tipo de experiencias. Hay algunas que urgen ser reconocidas y liberadas. Es a través del acto de perdonarte a ti mismo, a ti misma, que vas encontrando la claridad de tu ser y la ligereza de flotar en un mar de paz. La calma interna es también un gran regalo de amor.

Y cuando logras, verdaderamente, amarte… Todo lo demás se da por consecuencia. Alguien dijo: Ama y haz lo que quieras… José Luis Villanueva.

Gracias.

En amor a ti…

Ana de la Macorra

Platicamos acerca del “amor en acción” como parte del taller en-línea de Claudia Sánchez Musi

Comments

comments

Acerca de Ana de la Macorra

Ana de la Macorra
Poeta, escritora y psicóloga clínica, Ana de la Macorra, ha dedicado su carrera al servicio del crecimiento humano y la expansión de la consciencia. Entre su extenso currículo, sobresalen sus más de 25 años de experiencia como psicoterapeuta; la autoría y publicación de los libros Hondos los Suspiros y DIOSOY: ser esencia y en presencia; así como su papel como directora, fundadora y editora del primer sitio integral en servicios de crecimiento humano www.serluna.com