Albahaca, felicidad y buena suerte

Por Nina Llinares

Nombre botánico: Ocimun Basilicum

La albahaca es una hierba nativa de Irán y la India que, aunque oriunda de Oriente, muy pronto empezó a cultivarse y extenderse por toda la zona mediterránea.

En numerosos lugares de Oriente, después de la flor de loto, la albahaca es considerada como una hierba sagrada, pues su cualidad energética principal es la apertura hacia la alegría, la confianza y la aceptación de ser afortunado, por lo que se utiliza para atraer la felicidad, la suerte y la abundancia de manera fácil y sencilla.

En la antigua tradición sagrada de las plantas rituales, la albahaca era empleada por las sacerdotisas para atraer la fortuna, el triunfo en su profesión y la buena suerte; mientras que en Egipto era consagrada como ofrenda a los dioses.

En la actualidad, la albaca simboliza la hospitalidad para la cultura árabe; mientras que
para los italianos es la planta sagrada de la suerte, prosperidad y fortuna. Además, para los curanderos cubanos la albahaca está dedicada a Yemayá; y en la India es consagrada a Lakhsmi, por lo que los devotos de Visnu, esposo de Laskshmi, utilizan rosarios hechos de semillas de albahaca, para tener éxito en la vida y recibir la suerte y bendición de la diosa.
Por último, esta planta también es utilizada en rituales sagrados de Tantra (sexualidad sagrada oriental).

En la antigüedad, tanto en Oriente como en Occidente, se tenía la convicción de que allí donde crece la albahaca se encuentra un dragón (Basilicum) que guarda la energía poderosa del lugar (un tesoro) y otorga el poder de la fortuna.
Asimismo, antes, cuando los humanos se comunicaban con los dragones guardianes del camino del conocimiento y la sabiduría, se quemaba albahaca como incienso para llamarles y recibirles, pues se creía que era la planta sagrada de los dragones. De hecho, el término “Basílica”, adoptado por la Iglesia Católica para nombrar a sus edificaciones, grandes y solemnes, en realidad quiere decir “enclave guardado por el dragón”; aunque, contradictoriamente, la Iglesia Católica, asoció al dragón con el diablo.

La tradición de las hierbas mágicas aconseja llevar albahaca en un saquito medicinal sobre el cuerpo o en algún bolsillo; así como utilizar su infusión para rociar el campo energético (en spray áurico), para atraer situaciones, hechos o vínculos de suerte, abundancia, éxito y prosperidad. De igual forma, la albahaca puede ser tomada en infusión, usando un puñadito de albahaca, seca o fresca, por taza de agua (se recomienda tomarla dos o tres veces al día).

Además de lo ya mencionado, la albahaca también tiene otros atributos y cualidades como:

  • Combate el estrés mental y emocional.
  • Despeja la mente de ideas limitadoras y negativas.
  • Fortalece la capacidad de decisión.
  • El perfume poderoso, agradable y peculiar de la albahaca es un bálsamo para el corazón, y sirve para alejar y sanar la posible tristeza de personas sensibles o heridas que han dejado de creer en la buena suerte.

Deseo que te haya gustado.

Nina Llinares

Más información en el apartado cursos presenciales y on-line de mi web: www.ninallinares.net

Comments

comments

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares
Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.