Aguamarina, la piedra de las diosas marinas

Por Nina Llinares

Azul celeste, azul de mar… todas las piedras azules son bellas y enigmáticas, pero la fascinación que ejerció, y sigue ejerciendo, la Aguamarina marca un punto y aparte en las historias y leyendas que nos llegan directamente del otro lado de la realidad.

De esa realidad que inspira hasta el punto de escuchar cantos de sirenas, de esos momentos íntimos en los que un marinero, un pescador, una mujer que mientras canta recoge caracolas en cualquier playa y tiempo pasado, o la del capitán de barco en busca de nuevas costas, nuevas aventuras por descubrir y que, mirando al horizonte de agua, siente, está seguro, que una diosa de las azules aguas le habla, se le manifiesta entregándole un objeto cristalino de color azul transparente, con el mensaje certero de “yo te guiaré, yo te protegeré, hoy será un día de suerte para ti, lleva contigo siempre este cristal azul y mágico cuando te adentres en mis dominios…”

Y aunque este encuentro pudo ser mágico, lo cierto es que pasó muchas veces, tantas que, en la mayoría de pueblos costeros, podemos encontrar mitos y leyendas de las diosas marinas y de sus piedras azules cristalinas, las Aguamarinas.

Para los griegos fue Anfrítitre, una protectora de los mares tranquilos, también como las Oceánidas, las ninfas marinas que protegían y guiaban a los viajeros, comerciantes y pescadores, o como la princesa de las aguas africanas, la diosa del mar Yemania, que se presenta ataviada de azul celeste para proteger igualmente a la gente del mar.

Son los mismos atributos que veneran los Inuit (esquimales) en su diosa del mar Sedna. Asimismo, Stela Maris para los comerciantes marinos en la Edad Media, Virgen del Carmen, Candelaria, Virgen de Regla –entre otras muchas- para los pescadores y marineros católicos. Aine para los pescadores celtas, o las mujeres Sid de Tirn-am-bân que protegían a los pescadores de las islas del rey Arturo.

Y este mito ha recorrido el tiempo hasta nuestros días para que no olvidemos que, entre las muchas bondades que nos ofrece la Aguamarina, está la de orientarnos cuando viajamos, sobre todo si el agua forma parte de nuestro camino.

Espero que te haya gustado.

En el artículo próximo seguiré contándote maravillas sobre la energía de la Aguamarina.

Nina Llinares©.

Más información sobre las cualidades energéticas de la Aguamarina, en mis libros de Cristaloterapia que puedes ver en el apartado libros de mi web y en mis cursos presenciales y on-line de Cristaloterapia: www.ninallinares.com

También visítala en Facebook: Nina Llinares

Comments

comments

Acerca de Nina Llinares

Nina Llinares
Nina Llinares nació en Alcoy (España), es Escritora y Profesora de Enseñanza Privada de Técnicas Holísticas (Técnicas atlantes, canto sagrado para mujeres, master Reiki, cristaloterapia, floral, y cromoterapia, entre muchas técnicas más). Desde 1990 imparte sus actividades en España, Argentina, Uruguay, México e Inglaterra (Glastonbury). En estos y otros países de Latinoamérica y Europa participa en congresos, programas de radio y televisión, en la divulgación de los temas basados en sus libros: Almas Gemelas, Niños Índigo y Cristal, Alquimia del Alma: el poder del Yo Soy, Masaje Atlante y 15 títulos más.